Reseña: Asedio y Tormenta (2/3)

Título: Asedio y Tormenta.
Título original: Siege and Storm.
Saga: Trilogía Grisha #2
Autor/a: Leigh Bardugo.
Editorial: Hidra. (ficha del libro)
Páginas: 544.
Fecha de publicación: 2013 (2014 en España)
Hazte con él en: amazon, bookdepository





En su intento por huir de Ravka y dejar atrás a los Grisha, Alina y Malyen se embarcan en un viaje a través del Mar Auténtico.
Pero por mucho que lo deseen, hay tres cosas de las que Alina jamás podrá escapar:
Su pasado. Su poder. Y su destino.
Alina pronto va a tener que enfrentarse a una terrible verdad.

LA OSCURIDAD NUNCA MUERE.

Perseguida a través del Mar Auténtico, atormentada por las vidas con las que acabó en la Sombra, Alina trata de sobrevivir junto a Mal en una tierra extraña, a la vez que mantiene en secreto su identidad como Invocadora del Sol. Pero no podrá huir durante mucho tiempo ni de su pasado ni de su destino.
El Oscuro ha emergido de la Sombra con un terrorífico poder nuevo, y con un peligroso plan que pondrá a prueba los mismísimos límites del mundo natural. Con la ayuda de un carismático corsario, Alina volverá al país que trató de abandonar, decidida a luchar contra las fuerzas que amenazan a Ravka. Pero a medida que su poder crece, Alina se pierde cada vez más en el juego de magia prohibida del Oscuro, y se aleja de Mal. Pronto tendrá que elegir entre su país, su poder y el amor que siempre pensó que la guiaría, o arriesgarse a perderlo todo en la tormenta que se avecina.



¡¡¡¡Sí!!!! ¡Por fin me he decidido a continuar con esta saga! Hace un tiempo leí Sombra y Hueso y me encantó. Quería leer cuanto antes Asedio y Tormenta pero ya sabéis cuál es el problema principal de un lector: poco dinero y muchos libros por leer. Así pues, aproveché en mi cumpleaños y compré los dos libros que me faltaban de la trilogía. ¡Y ACTO SEGUIDO DEVORÉ ASEDIO Y TORMENTA! Con Ruina y Ascenso me estoy dando un tiempecito (este libro lo terminé hará una semanita o así) pero me propongo empezarlo estos días, sino el finde, puede que el lunes. ¡Pero vamos a lo que vamos!

Si recordáis el final de Sombra y Hueso, Alina se va de Ravka por el peligro que corría al lado del Oscuro pero también por el peligro que suponía a su lado. Aunque se encuentra lejos, Alina no está nada tranquila. No duerme, no come y no es capaz de vivir en paz. En parte por el miedo a que la encuentren y en parte por el hecho de no poder usar su poder, cosa que, como vimos en el libro anterior, la consume (recordad que un grisha se revitaliza a medida que usa su poder y por eso nunca caen enfermos ni cosas por el estilo). El que sí que está tranquilo es Mal, que por cierto en este libro me ha supuesto una patada en las tripas. Este se supone que es el mejor amigo de Alina, el que ha estado con ella desde la infancia, el chico del que ha estado enamorada toda su vida y que ahora bebe los vientos por ella. Él es un soldado que, como todos, tiene muchísimos prejuicios hacia los grisha por lo que pueden hacer, porque los tratan como inferiores. Su vida con Alina no es mala porque están tranquilos, ella no usa su poder y él, así, no se siente fuera de lugar. Todo perfecto en el mundo de piruleta que el chaval se crea en su cabeza. ¡El muy...! No sé cómo lo veis quienes habéis leído el libro, pero así me ha parecido a mí. Si no lo habéis leído, ya veréis. El caso es que Mal siempre ha sido un chico "atrayente", por así decirlo. Alina ha sido todo lo contrario. Ahora, cuando las cosas son del revés, cuando Alina resulta que especial no solo entre los ciudadanos sin poderes sino también entre los grisha, a Mal le chirría. Es un egoísta, y ya lo tengo cruzado. Tampoco quiero ahondar más en él en esta reseña porque no quiero caer en el spoiler, pero digamos que no es precisamente el mejor personaje de la historia.


Art by LouieLorry
Por otro lado, seguimos viendo a personajes del libro anterior como Genya, la única amiga de Alina en el Pequeño Palacio; Ivan, la mano derecha de el Oscuro y malo como el hambre; o el propio Oscuro, obviamente, que sigue en su línea de malo malísimo con ansias de poder capaz de hacer cualquier cosa por conseguirlo. No obstante, lo mejor de este libro serán las nuevas incorporaciones, encontrando a Sturmhond, más que un corsario, ya lo entenderéis; o Tamar y Tolya, mellizos y personas de confianza de Sturmhond que esconden más de una virtud y que serán clave a lo largo de la historia. Estos tres personaes en concreto se hacen un hueco aquí de una forma, como poco, original. También os digo, que es parte del encanto de Sturmhond. Ya lo iréis descubriendo.

Sobre el argumento en sí, he de decir que me ha gustado mucho más que en el libro anterior (que ya es decir). En Sombra y Hueso hay muchísimas páginas en las que simplemente te introducen al universo grisha. Te enseñan cómo funcionan sus poderes, qué tipos de grisha hay y qué rutinas siguen. He de decir que esto es algo, a mi parecer, necesario para lograr la buena ambientación que tienen estos libros, porque en caso contrario no sabríamos qué estamos leyendo. En este, todo eso se da por aprendido y pasamos directamente a la acción. Esto es algo que agiliza muchísimo la lectura porque no puedes soltar el libro. Sabes que algo está a punto de pasar y no puedes perdértelo. Además, todo se va volviendo cada vez más oscuro, hasta la propia Alina se podría decir. Pensad que es una chica que nunca ha sido nadie a sus propios ojos. Ahora es una grisha con una grandísima responsabilidad, pero también con un gran poder. Y el poder a veces puede ser tu perdición. Es vuestra decisión leer los libros y descubrir qué ocurre con esto y cómo se comporta Alina ante el descubrimiento de su poder. Eso sí, en este segundo tomo veréis a una Alina mucho más fuerte y decidida. Más que antes seguro. Solo diré que el tema del amplificador traerá muchísima cola.

Como decía, la ambientación de estos libros es buenísima. Leigh Bardugo crea una sociedad totalmente nueva, con su propia cultura, cosa que la convierte, a mis ojos de socióloga que todo lo analiza, en un genio de pies a cabeza. Supongo que será por eso, pero me fascina que un autor o autora sea capaz de lograr crear un mundo nuevo con sus propios dioses y creencias, con sus propias costumbres y formas de actuar, y que todo encaje perfectamente. Lo que decía, crea una sociedad con una cultura que le atorga una personalidad única a la historia. Solo por eso, ya merece la pena echarle un vistazo.

El ritmo, por su parte, ha sido más rápido que en Sombra y Hueso. Ya decía que han obviado la explicación de los grisha pero es que, además, aquí hay muchísima más acción y de forma más continuada. Los personajes te sorprenden aquí y allá y el argumento va dando giros hasta que terminas el libro y te quedas con la boca abierta, ardiendo en deseos de continuar leyendo. El final, tal y como acostumbra la autora, ha sido muchísimo más de lo que esperaba. Me ha sorprendido y me ha encantado cómo ha encajado todo, como un puzzle. En fin, solo me queda echarle ganas, buscar hueco y empezar a leer Ruina y Ascenso. Va a ser una lástima terminar esta historia y despedirme de tan amados personajes, pero todo tiene un fin, supongo.


Títulos de la trilogía:
Asedio y Tormenta
Ruina y Ascenso
Más reseñas de la autora:

No hay comentarios:

Publicar un comentario