Reseña: La maldición del ganador (1/3)

Título: La maldición del ganador.
Título original: The winner's curse.
Saga: La trilogía del ganador #1
Autor/a: Marie Rutkoski.
Editorial: Plataforma Neo. (ficha del libro)
Páginas: 386.
Fecha de publicación: 2015 (España)
Hazte con él en: amazon (español), bookdepository (inglés).






Como hija del general de un gran imperio que se deleita en la guerra y en la esclavitud, Kestrel solo tiene dos opciones: unirse al ejército o casarse.Sin embargo, todo su mundo da un giro radical cuando la chica encuentra un esclavo cuyos ojos parecen desa fiar al mundo entero y, siguiendo su instinto, termina comprándolo por una cantidad ridícula de dinero. Pero el joven guarda un secreto, y Kestrel aprende rápidamente que el precio que ha pagado por otro ser humano es mucho más alto de lo que podría haber imaginado. Que ganar aquello que quieres puede costar todo lo que amas.



Hace tiempo que quería leer La trilogía del ganador, sobre todo con todo el furor que despertó la publicación del primer libro en España. La dejé pasar porque este género se me está atragantando últimamente pero viendo que pronto se publicará el desenlace decidí leerla para evitar que los spoilers acabaran con el atisbo de curiosidad que me despertaba la historia.

Así pues, La maldición del ganador se ubica en una sociedad en la que conviven los valorianos (colonizadores) y los herraníes (colonizados). Después de la guerra, los valorianos ocuparon el territorio herraní con una brutalidad implacable y esclavizaron a su población. Tal y como nos los presentan, los valorianos eran prácticamente unos salvajes (que ni sabían lo que eran los tenedores, fíjate tú) y los herraníes fueron la fuente de su conocimiento. Ahora, los herraníes han dejado de ser personas para los valorianos y solo les queda resignarse o sublevarse. ¿Qué creéis que pasará? Cuando digo que este género se me está atragantando es porque prácticamente todas las historias distópicas juveniles siguen el mismo esquema: amor adolescente imposible, revolución, más amor imposible. Sinceramente, sigo leyendo estos libros porque me fascina la capacidad de los autores para crear sus sociedades ficticias, para inventar su historia, sus dioses, su organización social, etc. Además de la revolución que siempre está en el aire y que siempre hace que me pique la curiosidad. ¿Se acabará dando? Y si se da, ¿cómo podrían empezarla? ¿Cómo acabará para cada bando? ¿Quiénes son los buenos y los malos en realidad? Por este tipo de preguntas es por lo que yo puedo disfrutar estas lecturas. El tema del amor... A veces es más absurdo que otras, aunque he de admitir que en La maldición del ganador no me lo ha parecido. No se ha dado de golpe, no ha sido precipitado ni se han abandonado a ello como si no hubiese nada más en el mundo (cosa que me resulta absurda cuando ocurre y que agradezco no haber encontrado).

En cuanto a los personajes, nos encontramos con los protagonistas, Kestrel y Arin: valoriana la primera y herraní el segundo. Kestrel es la hija del general más famoso entre los valorianos y Arin es el esclavo que protagoniza la subasta en la que la muchacha paga una cantidad desorbitada de dinero sin saber bien por qué. Kestrel resulta no ser lo que Arin esperaba como ama valoriana de un esclavo, e igual le ocurre a ella con él. ¿Y qué resulta de todo esto? Adivina. Kestrel es una valoriana extraña: no es implacable con sus esclavos, ama la música y no es todo lo buena en la lucha cuerpo a cuerpo como lo debería ser la hija del gran general Trajan. Arin, por su parte, es un herraní como todos: amante de su pueblo y de la libertad, compasivo e inteligente. ¿Cambió algo la guerra en ellos? ¿Cambiarían si se diese ahora? Un punto flojo de esta novela ha sido su velocidad. Al principio era lo que cabía esperar; te metías en el escenario, visualizabas cómo era la ciudad, cómo eran las relaciones entre sus habitantes, las diferencias entre los aristócratas valorianos y los esclavos o ciudadanos herraníes, los roles de poder. Esto es algo que está muy bien, hay que contextualizar bien las historias para que sean completas y tengan sentido, pero hasta cierto punto. Creo que en este sentido se ha alargado un poco (o mucho) y la lentitud de la historia puede hacer perder algo de interés. Aun así, el final, en mi opinión, es bastante jugoso y acaba cogiendo ritmo (más vale tarde que nunca, siempre se ha dicho).

Otros personajes que podría destacar son Jess y Ronan, hermanos y amigos de Kestrel; Irex, un mal bicho; Benix, Tramposo o el propio general Trajan. Podría destacarlos si estuviesen algo desarrollados, pero no lo están y este es el otro fallo que le he encontrado al libro. No sé si esto llegará a cambiar en los siguientes, pero La maldición del ganador es Kestrel y Arin y Arin y Kestrel, y ahí se queda la cosa. 

No obstante, el argumento creo que ha merecido la pena. Yo creo que esto de estudiar sociología me afecta en cierto punto (como digo, me obsesiona pensar en cómo han creado esas sociedades los autores, cómo piensan destruirlas, cómo quieren reconstruirlas luego, los roles que establecen, etc) así que muchas veces acabo salvando la lectura y valorándola positivamente por el trabajo detrás de la distopía. En ese sentido, repito, ha merecido la pena. Me ha terminado gustando que algo tan simple como las relaciones amo-esclavo después de una guerra se haya hecho más y más grande en apenas el primer libro porque me hace pensar que en los siguientes nos aguardan muchísimas cosas interesantes. Puede que sí o puede que no, pero tengo muchas ganas de leer El crimen del ganador para descubrirlo.

En cuanto a la narración, nos la ofrecen en tercera persona y desde el punto de vista de ambos protagonistas (¡punto a favor para Marie Rutkoski!). Nunca me cansaré de decir que me encanta encontrarme con libros narrados de esta manera porque a) no hay puntos ciegos y siempre sabes qué piensan todos los personajes (¿no os mosquea leer a un solo personaje y no comprender el comportamiento del otro?) y b) hace que viva mucho más la lectura, que me meta en ella de una forma más intensa y lo vea todo con más claridad. 

He tenido el dilema de qué puntuación darle al libro. ¿Me ha gustado? Sí. ¿Los dos puntos flojos que le he encontrado me resultan muy importantes? También. Creo que lo mejor es esperar a leer el siguiente libro, y completar así la opinión que tengo de este aunque sea positiva (podría serlo más o menos después de leer El crimen del ganador). No obstante, termino la reseña recomendando esta lectura a todo aquél que busque algo entretenido e interesante a su vez. Aunque sea lento al principio, al final se pone MUY interesante.


(Actualización: le he bajado media estrella después de leer y reseñar el segundo)

4 comentarios:

  1. ¡Hola!
    La verdad es que estoy muy de acuerdo en todo lo que has comentado en la reseña: al principio, el libro se hace lento de más hasta el punto de llegar a ser PESADO y aburrido pero según se va desarrollando ña historia, la trama mejora bastante.

    ¡Estoy deseando leer la segunda parte! Pero estoy esperando a que salga el tercer libro para comprar los dos del tirón y que la espera no se me haga taaaan eterna.

    ¡Nos leemos!
    Lorraine :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, es que estuve en un punto en el que no veía retorno. Y entonces, ¡PAF! Espero que el segundo sea mucho mejor porque creo que la idea es muy buena y podría desarrollarse muy bien. Tu táctica es buena, puede que la adopte jajajaja. Ya está bien de sufrir esperando siempre :3

      Eliminar
  2. ¡Hola! (cuanto tiempo sin comentarte)

    A mí también me parecía ooootro libro como tantos otros cuando empecé a saber de él y a día de hoy todavía no me he animado a hacerme con él. A lo mejor cuando los tres estén publicados me lo pienso de nuevo.

    P.D: A mi también me gustan los libros más en tercera persona para que todos los personajes tengan su voz.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya te digo, al principio se hace bastante lento. También es cosa de gustos porque he visto muchísimas reseñas que lo ponen por los cielos en su totalidad. El segundo tiene que ser mejor por narices, o eso espero jajaja.

      ¡Siempre eres bienvenida! :3

      Eliminar