Reseña: Magnus Chase y el martillo de Thor (2/3)

Título: El martillo de Thor.
Título original: The hammer of Thor.
Saga: Magnus Chase y los dioses de Asgard #2
Autor/a: Rick Riordan.
Editorial: Montena. (ficha del libro)
Páginas: 462.
Fecha de publicación: 2016 (2017 en España)
Hazte con él en: amazon, bookdepository (inglés)



El martillo de Thor ha vuelto a desaparecer. El dios del trueno tiene la mala costumbre de extraviar su arma (total, solo es la fuerza más poderosa de los nueve mundos), pero esta vez no se ha perdido exactamente, sino que ha caído en manos enemigas. Si Magnus Chase y sus compañeros no son capaces de recuperar el martillo, los mundos mortales quedarán totalmente expuestos al temible ataque de los gigantes. El Ragnarok empezará. Los nueve mundos arderán.

Pero por desgracia, la única persona que puede ayudarlos a recuperar el arma es Loki, el peor enemigo de los dioses, y e precio que hay que pagar es muy alto.




Hoy voy a empezar por el final. ¡TENÉIS QUE LEER ESTE LIBRO! Y dicho eso, procedo a decir por qué.


Por si alguien todavía no lo sabe, Rick Riordan es mi autor (masculino) favorito de modo que no dejo pasar ni uno de sus títulos. La trilogía de Magnus Chase y los dioses de Asgard es una de sus historias actualmente a medias, junto con Las Pruebas de Apolo, y la segunda parte acaba de publicarse de la mano de la editorial Montena. Leí el libro en inglés a principios de año pero me gustó tanto, TANTO, que me dije a mí misma que lo releería cuando saliese en español (y eso estoy haciendo).

El libro complementario de la trilogía,
Héroes Nórdicos
El martillo de Thor empieza con la historia del primer libro todavía muy reciente. Ni Magnus, ni Sam, ni ninguno de los personajes que conocimos en La espada del Tiempo (me sigue doliendo esta traducción del título, sorry not sorry) han podido echarse ni una siestecita, pues los problemas vuelven a la carga. Magnus se encuentra, de buenas a primeras, con noticias que llegan de parte de Otis, una de las cabras con problemas psicológicos de Thor. ¿Y qué es lo que ha pasado? Pues algo que ya nos dijeron en el libro anterior: el martillo de Thor ha desaparecido. Magnus tendrá que encontrarlo pero, para no variar con Rick, no sabrá por dónde empezar. Sam y él volverán a tener que compartir camino para superar este obstáculo, pero esta vez no solo estarán acompañados por Blitzen y Hearthstone (enano y elfo respectivamente) sino por alguien nuevo y que seguro os encantará: Alex Fierro. Y he aquí la razón número 1 por la que he amado este libro. ALEX FIERRO Y MAGNUS CHASE SON LOS MEJORES PERSONAJES QUE ME HE ECHADO A LA CARA EN MI VIDA. Sí, y no exagero. Solo espero que leáis el libro y veáis lo que os digo.

Alex es un personaje peculiar, pues también es descendiente de Loki. Como Samirah, sí. Y los hijos de Loki dentro del Hotel Valhalla no son ni comunes ni muy bien mirados. Además, Alex tiene el genio muy corto, un arma capaz de arrancar cabezas en un pis-pas y un importantísimo papel que desarrollar en la historia. De los demás personajes no os digo nada porque ya los conocemos bien, pero sí diré que alguien a quien conoceremos mejor será el tío de Magnus, Randolph Chase. Veremos más de su pasado y de su conexión con Loki, cosa que, por cierto, es muy MUY interesante.

Sobre el argumento no quiero decir mucho porque a poco que diga estaré desvelando algo importante. Solo que el ritmo es perfecto en mi opinión. Nada lento y nada precipitado (recordemos que el autor tiene la costumbre de finiquitar batallas épicas en dos líneas). Creo que este libro se encuentra en perfecto equilibrio tanto en el argumento principal como en el desarrollo y relaciones de los personajes. Esta vez, la aventura tiene un carácter diferente y deja de recordarnos al estilo de Percy para coger uno propio, totalmente nuevo. Loki sigue tramando de las suyas y que el martillo de Thor haya desaparecido a nadie le parece una casualidad. Todo está conectado y algo gordo se avecina. ¿Lo bueno? Que tenemos una buena historia asegurada, preparad café. ¿Lo malo? Que el pobre Magnus no puede parar ni a respirar. Además, veremos cómo ha ido evolucionando su personaje, pues sus habilidades están más curtidas (aunque apenas hayan pasado dos meses desde el libro anterior) y, además, Magnus resulta mucho más útil que antes, teniendo en cuenta que dejan de introducirnos cosas para pasar a la acción mucho más pronto. Por último, algo que me encanta de esta trilogía es la relación que tienen los personajes entre sí (o todos con Magnus, no sé). Riordan ha conseguido crear un ambiente magnífico donde todo el mundo tiene un lugar, venga de donde venga.
 
Al parecer, Norteamérica estaba invadida por dioses antiguos. Teníamos una plaga a gran escala.

Como es costumbre en los libros de Rick Riordan, la narración es ligera y sarcástica de modo que lees y ríes y no te das cuenta de que te estás terminando el libro hasta que lo haces. Además, con este es incluso mejor porque la historia engancha hasta un punto que no te llegas a imaginar. El argumento en estos libros está tomando un camino más oscuro (o maduro, no sé cómo llamarlo) y, al final, todo el meollo de Loki y los demás dioses te deja con la boca abierta. Y hablando de finales. ¡QUÉ FINAL POR TODOS LOS DIOSES! Definitivamente este se ha convertido en uno de mis libros favoritos del autor. Por sus personajes, por la historia y por las referencias a otras novelas que ha sabido ligar tan bien, PERO TAN BIEN, que no me sorprendería encontrarme con algún que otro griego o romano en el libro final. ¡Qué ganas tengo de descubrirlo! Posible spoiler: las referencias hacia los griegos y romanos me dejan muerta, pero el final de este libro es genial. El hecho de que Annabeth y Magnus sean primos nos va a traer un desenlace de saga muy pero que muy interesante. Fin del posible spoiler.

Para acabar, creo que el libro se merece (y mucho) que haga mención al premio Stonewall que se llevó hace unos meses por sus personajes LGTB. El martillo de Thor, además de ser una historia que te atrapa y divertidísima, enseña a aquellos jóvenes que vayan a leerlo una clase de valores que no pueden encontrar en cualquier novela middle-grade. Lo que hace Rick Riordan con sus libros, y concretamente con este (que no se note que se ha convertido en mi favorito), es admirable. Así, con cada letra. No he contado nada relacionado con esto (en cuanto a lo que viene siendo el argumento del libro) durante la reseña porque a) caería en el spoiler y b) vale MUCHO la pena leerlo sin que os lo cuente.

¡Y nada más! ¡¡LEED EL LIBRO O ARRIESGAOS A QUE LA FURIA DE ODÍN CAIGA SOBRE VOSOTROS!!



PD: Esta reseña me ha quedado más corta de lo que las suelo hacer. Igual lo agradecéis, pero ha sido así para no desvelar nada importante del argumento y que leáis con total libertad. Y ahora sí, ¡leed el libro! 

3 comentarios:

  1. Sárcasmo ¿He leído bien? ¡Lo necesito!
    un beso

    ResponderEliminar
  2. ¡Buenas! La verdad es que le tengo muchas ganas ha esta segunda parte, a pesar de que la primera se me hizo un pelín lenta (aunque creo que se debió más al hecho de lo leí en catalán y no es mi idioma natal y tampoco acostumbro a leer en catalán habré leído 2 o tres libros) pero la historia me gustó y estoy deseando leer más cosas de Rick ( aún he de terminar la saga de Percy, y la de los héroes, aunque de está primera ya me he puesto el turbo y quiero terminarla ya para el mes que viene). Espero que éste me guste tanto cómo a ti, y eso de que haya cambiado un poco el estilo de Percy me gusta. Estoy deseando hacerme con él pronto. Gracias por la reseña. Nos leemos. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que este libro tiene un toque propio que está genial, además de muchísima diversidad en sus personajes y de una historia que engancha más que en el libro anterior. ¡Espero que puedas leerlo pronto y que te guste! :3

      Eliminar